/ / / / Productividad en el negocio pecuario

Productividad en el negocio pecuario

Productividad en el negocio pecuario

Productividad en el negocio pecuario

El escenario actual ganadero tanto de leche como de carne merece ajustes constantes que lleven a incrementar la rentabilidad del negocio puntual y del sector en particular.


Los precios de los insumos están volátiles, los costos futuros inciertos y las materias primas con calidades dispares lo cual nos obliga a ajustar procesos en la conservación de forrajes con el objetivo de cosechar la mayor cantidad de nutrientes por hectárea trabajada a los fines de poder disminuir los costos y tenerlos bajo control además de darle un mayor marco de previsibilidad al negocio en general.


Sabiendo que el forraje es un insumo con participación creciente en el ingrediente de dietas y que la alimentación se lleva más del 50% de los costos productivos, todo el esfuerzo realizado para el logro de forraje con alto valor nutritivo repercute positivamente en el costo productivo y aumenta la rentabilidad de toda la cadena pecuaria.


Es por ello que se debe arrancar bien desde el principio, ordenando el sistema de producción de forrajes y priorizando la calidad a la cantidad del mismo, sabiendo que muchas veces el volumen se termina traduciendo a bajos índices de consumo.


Para el logro del objetivo de forraje de alta calidad, se deberán elegir los mejores lotes, más limpios y con mejor stand de plantas para la confección de heno con alto nivel proteico. Esto además mejorará el índice de amortización de la maquinaria y multiplicará su rentabilidad, dado que la máquina responde a costos por hectárea, cuanto mayor sea el stand de plantas mejor será el resultado económico.


Por otra parte los lotes a cortar deberán ser cosechados en estadios de desarrollo temprano sin floración lo que ayuda a mejorar el costo de los nutrientes que se recolecten por cada hectárea trabajada.


Sumando cultivos sanos, densos, con altos índices proteicos a maquinaria de alta eficiencia productiva, con mínimas pérdidas y correctamente reguladas, el resultado inevitablemente será la obtención de forrajes que aumente la producción hacia índices de altísima eficiencia y rentabilidad.


Aproveche disponibilidad consultando en nuestra Red de Concesionarios.

 

Este consejo es un aporte del Ing. Agr. Pablo Cattani, Especialista de Heno y Forraje de John Deere.